La #6.0 JAZZ es una guitarra especial.

Es especial porque, aunque esté orientada a los interpretes de jazz y próximos al jazz, tiene una paleta de sonidos mucho más amplia que la hace mucho más versatil.

Dispone de separación de bobinas regulada por un potenciómetro en lugar de un switch de forma que podemos recorrer todo el camino desde el sonido humbucker tradicional hasta el single coil más fino. Igualmente dispone de un miniswitch para seleccionar el condensador del potenciómetro de control de tono en función del timbre deseado en cada momento.

La pastilla magnética instalada, la Lollar Imperial, utiliza alnico 2 para conseguir un tono vintage emulando a las primeras PAF's de los 50.

Dispone de un puente con captador piezoeléctrico Schaller regulado por un potenciometro de volumen y un blender que mezcla en la cantidad deseada los sonidos eléctricos procedentes de la pastilla magnética y los sonidos acústicos del piezo. Este sonido final se puede enviar mediante el jack stereo a dos amplis distintos (1 tradicional y 1 acústico) consiguiendo un sonido más completo.

Es especial porque, aunque tiene una caja de 70 mm, tiene ciertas ventajas de las guitarras macizas que no tienen las archtops tradicionales: Dispone de un rebaje para la zona del abdomen, otro para la zona del antebrazo y un tercero para la zona del zoque. Esto, unido a un mástil muy cómodo de acción baja, hacen que tocar la #6.0 JAZZ sea una delicia

El cuerpo está construido enteramente de arce americano con 2 "f" invertidas de gran tamaño, lo que le da unas cualidades resonantes muy altas y el mástil es de caoba para aportar la calidez necesaria. Su terminación es de negro tabaco envejecido con microcraquelado para conseguir un aspecto vintage, en combinación con el hardware dorado, muy atractivo.