Como su nombre sugiere, esta guitarra cuenta con un captador piezoeléctrico pasivo (no necesita baterías) integrado en el puente tune-o-matic de la casa Schaller. El cuerpo de caoba, pequeño, cómodo, ligero (tan solo 2,3 kgs.) y su sencillez de controles la hacen idónea para interpretes que necesiten en sus directos un toque acústico sin problemas de retroalimentación.

La pastilla magnética flotante en el mástil Lollar Johnny Smith aporta un tono dulce y cálido con una gran definición de cuerdas y limpios top ends.

Ideal también para para practicar en casa por su ligereza y manejabilidad.

El mástil, totalmente de arce cuenta con clavijeros de bloqueo y monta cuerdas acústicas para redondear el sonido del piezoeléctrico.

Su acabado de lijado vintage envejecido resalta la belleza y el atractivo natural de la caoba.